BoliviaDeportesNoticias

César Farías: “Solicito al Gobierno que nos permita entrenar y competir. No nos dejen con las manos atadas para las eliminatorias”

El DT de la selección pidió al Estado que tome en cuenta la solicitud de la FBF, que presentó un protocolo de seguridad para volver a jugar. El objetivo es que la Verde compita en igualdad de condiciones ante rivales que no tendrán problemas de ritmo, pues sus convocados vienen de Europa

Juan Carlos Montaño Eguez / EL DEBER

En las palabras del DT de la selección nacional, César Farías, se nota la desesperación por comenzar a entrenar y que se reinicie luego la competencia de la División Profesional para que los jugadores convocados tomen ritmo y no lleguen en inferioridad de condiciones con sus rivales en las eliminatorias, pues casi todos ellos tienen a sus futbolistas compitiendo en Europa, como es el caso de los seleccionados de Argentina y Brasil. Los dos serán los primeros que enfrentará la Verde en el inicio de las eliminatorias (postergadas en marzo por el Covid-19), pues se mantendrá el orden de las fechas. 

La preocupación de Farías hizo que le pida al Gobierno que apoye a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), que presentó un protocolo de seguridad al ministerio de Salud y al viceministerio de Deportes, pero aún no recibió respuesta hasta el momento. La Federación tiene lista la inversión y la logística para que la Verde y los equipos entrenen desde julio y que la temporada se reanude un mes después.

La FIFA confirmó que este año habrá eliminatorias y que la primera opción que se maneja es disputar cuatro fechas, dos en septiembre y dos en noviembre. La otra idea es jugar tres fechas en noviembre y tres en octubre. Por ello, es que Farías pidió al Gobierno que apruebe el pedido de la FBF  “por el bien de la selección, que es de todos”. En la entrevista, Farías se refiere al pedido de apoyo, a la forma de encarar las eliminatorias y a la posibilidad de que los jugadores no acudan a la convocatoria por las deudas de los clubes, una amenaza que adelantó Futbolistas Agremiados de Bolivia (Fabol).

Inicio de las eliminatorias. FIFA y Conmebol, todos hablan de jugar este año. Entre las opciones, la más pronto es septiembre, o si no se va a jugar en noviembre. No solo estamos hablando de las circunstancias de la selección, estamos hablando de la Copa Libertadores (Bolívar y Wilstermann deben jugar este torneo). Nosotros necesitamos que la FBF pueda ser oída por el gobierno nacional, y que nos den las facilidades porque las competencias no se van a parar por ningún país en especial. Ya lo manifestó Gonzalo Belloso (director de desarrollo de la Conmebol) con relación a Argentina, que es otro país que tampoco ha arrancado sus torneos, pero ellos traen sus jugadores de Europa.

Obstáculo. La dificultad de Bolivia es que si no arrancamos será difícil, pues no solo estamos compitiendo contra los jugadores de Sudamérica, sino con los que vienen de otros lugares (Europa). Necesitamos una respuesta del Gobierno porque todos somos la selección cuando suena el pitazo inicial, para eso necesitamos el apoyo gubernamental. Es un pedido público que hago para que se le preste atención a la solicitud de la FBF para el arranque de la selección y de los clubes. Solicito al Gobierno que nos permita entrenar y competir. No nos dejen con las manos atadas y en minusvalía para las eliminatorias.

Inversión lista. Aún hay el tiempo necesario que nos permita a nosotros poder brindarle alegrías a este país. Tenemos que empezar a trabajar en el campo de juego, no es que no se haya trabajado, venimos trabajado e invirtiendo muy bien el tiempo, pero llegó el momento en el que necesitamos ir a la cancha y para eso pedimos la ayuda. La Federación hizo lo suyo, pues previó el dinero, la logística y creó el protocolo. Lo que se necesita es la aprobación gubernamental y el apoyo de las autoridades.

Talento boliviano. Lo del Preolímpico de Colombia (buena actuación de la sub 23) es la muestra sencilla que con trabajo el talento boliviano sin dudas alguna puede estar al nivel de todos. Es vital que nos permitan desarrollar el plan, tenemos el convencimiento, con la fuerte localía en La Paz, que Bolivia puede. Es saludable brindar confianza,  trae bienestar social y riqueza material. La confianza, junto con el trabajo, puede dar una clasificación al Mundial, y en eso estamos trabajando, y para eso queremos ir a la cancha a entrenar. Claro que siempre hay que cumplir con los protocolos, no podemos dejar la salud de lado, nadie está diciendo lo contrario. Están dadas la condiciones logísticas y económicas para que las autoridades nos apoyen para poder llegar a la competencia con una ilusión, con esa ilusión que tiene todo el pueblo boliviano.

En partidos de altura. Las circunstancias van variando según las necesidades y el análisis del momento. Si nos toca jugar en Quito ante Ecuador, y luego en La Paz, como era en la segunda doble fecha, no iba a cambiar mucho de un partido a otro porque necesitas jugadores adaptados, más allá de los cambios naturales que trae la estrategia, el planteamiento táctico o alguna lesión o sanción. Pero la base iba a ser prácticamente la misma.

En el llano y en la altura. Ahora, si nosotros vamos a jugar a Brasil y recibimos a Argentina, tenemos que valorar otras cosas. Lo primero es descansar el equipo, que esté aceitado para recibir a la albiceleste. Esto no es nuevo para nosotros, ya lo hicimos dos veces (cuando dirigía a la Vinotinto) para venir acá con Venezuela, y ustedes saben los resultados conseguidos, con una victoria y un empate. También lo hicimos para ganarle a la Argentina de local, que jugó primero un partido difícil con Chile. Nosotros jugamos en Ecuador, y dejamos a los jugadores que iban a enfrentar a la albiceleste, y es la única vez que pudimos ganarle por eliminatorias. Esto también lo hicimos con El Tigre, en la Libertadores, y en el torneo local. Este tipo de rotaciones nos benefician bastante. Nuestro concepto también es que tenemos que armar un ejército más grande de jugadores.

Confianza en ir al Mundial. Soy un convencido de que a pesar de la profecía del desastre y que, a pesar de los números anteriores, nosotros podemos ser una generación como la del 94, que podemos clasificar al Mundial, y dejar una continuidad. Que Bolivia pueda seguir clasificando esté quién esté al frente de la selección, porque se dejó un legado importante. Uno tiene que dejar los pensamientos malos de lado, y pensar cómo soluciona los problemas. Pienso en el bienestar social, y no creo en amenazas (Fabol dijo que si no arreglan los jugadores con los clubes no se presentarán a entrenarse), no creo en las circunstancias que sean malas para el bienestar social. Si lo analizas esto trae bienestar social a todos. La única vez que vi al vocero de Fabol (secretario general, David Paniagua) fue en Londres. En esa ocasión le dije que no creo en los paros, creo, como los japoneses, donde sus paros son hacer la doble o triple producción. Nosotros creemos en ese tipo de paro: trabajo, más trabajo, repetición, más repetición, rutina y más rutinas. Esa es nuestra posición y la vamos a defender. Queremos que la selección trabaje, que los clubes trabajen. … es el pensamiento de ambos lados, ellos también quieren que jueguen los clubes y que juegue la selección.

Qué pasa si hay paro. Ahora el que intente parar el trabajo de la selección, está en contra del país, y ahí me va tener a mí de frente, porque es mi deber. Yo soy un hombre apasionado de lo que hago. Y hoy soy el técnico de la selección de Bolivia, y voy a defender a Bolivia, incluso hasta cuando me tenga que enfrentar con Venezuela. Porque es mi deber y lo voy hacer con la pasión necesaria.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar