MundoNoticias

A 19 años del ataque del 9/11 rinden homenaje a las víctimas en ceremonia marcada por el COVID-19

Familiares de las víctimas que dejó el ataque terrorista del 2001, asistieron a la conmemoración en la que los nombres de sus seres queridos no fueron leídos en vivo, y coincidieron en que hoy hay dolor y esperanza

Este viernes marcó el fatídico aniversario número 19 del ataque a las Torres gemelas, ocurrido la mañana del martes 11 de Septiembre del 2001, y el dolor sigue intacto -o incluso ha aumentado- entre familiares y amigos de las casi 3,000 víctimas que dejó el atentado terrorista en Nueva York.

Así lo reveló muy temprano Jennifer Díaz, quien llegó a la llamada Zona Cero del Bajo Manhattan, donde una vez estuvieron erguidas las torres más altas de la ciudad, cargando la foto de su prima Jenine Nicole González, una de las víctimas reportadas que dejó aquel infame día.

“Siento como si esto hubiera pasado ayer. El dolor sigue ahí, es un dolor eterno… el sentimiento no cambia, La tristeza siempre está ahí y a veces se siente más fuerte“, aseguró la puertorriqueña, quien recordó que aquel 11 de Septiembre del 2001 estaban planeando con otros familiares, los hermanos de su prima y su abuela, el que sería el 16 de septiembre el festejo del cumpleaños número 28 de la joven, quien trabajaba en una compañía de seguros en el piso 106 de la Torre Sur, cuando el mundo se les vino encima.

“Por mucho tiempo me negaba a creer las cosas. Es un golpe al alma que no se va, pero que hemos tenido que aprender a asimilar”, comentó la mujer, quien agregó que debido a la pandemia del COVID-19, este año la conmemoración del 9/11 fue muy diferente a otros aniversarios.

Pandemia marca el aniversario

La ceremonia fue más reducida por la prohibición de grandes aglomeraciones, y aunque el toque de solemnidad lo marcaron seis campanazos que rindieron minutos de silencio posteriores, en honor a las 2,983 personas que perdieron la vida, lo que más echaron de menos los asistentes, fue la lectura de los nombres de sus familiares en vivo. Esta vez el National September 11 Memorial and Museum puso una grabación de la lectura que fue escuchada por parlantes, desde las 8:30 de la mañana, algo que dividió opiniones.

La verdad este año vi que las cosas estuvieron bien diferentes, y yo entiendo eso, por la pandemia, pero se sintió bien extraño escuchar los nombres por las bocinas en un pregrabado”, dijo la prima de Jenine. “Pero aunque no pudimos oírlos en vivo, ni estar con todos unos al lado de otros, como otras veces, eso no importa. Lo que verdaderamente cuenta es que estuvimos aquí, honrrándolos y recordándolos unidos, en un solo dolor. Hay dolor y esperanza”, agregó Díaz, recordando a su prima como una mujer enfocada, determinada y que siempre hacía reír a todos.

Elvia Díaz, quien perdió a su hija Deborah Maldonado en el ataque terrorista, también dijo haber extrañado la lectura de los nombres y aseguró tener una huella en su alma que jamás se va a borrar y que en una fecha como esta duele más.

Este viernes marcó el fatídico aniversario número 19 del ataque a las Torres gemelas, ocurrido la mañana del martes 11 de Septiembre del 2001, y el dolor sigue intacto -o incluso ha aumentado- entre familiares y amigos de las casi 3,000 víctimas que dejó el atentado terrorista en Nueva York.

Así lo reveló muy temprano Jennifer Díaz, quien llegó a la llamada Zona Cero del Bajo Manhattan, donde una vez estuvieron erguidas las torres más altas de la ciudad, cargando la foto de su prima Jenine Nicole González, una de las víctimas reportadas que dejó aquel infame día.

“Siento como si esto hubiera pasado ayer. El dolor sigue ahí, es un dolor eterno… el sentimiento no cambia, La tristeza siempre está ahí y a veces se siente más fuerte“, aseguró la puertorriqueña, quien recordó que aquel 11 de Septiembre del 2001 estaban planeando con otros familiares, los hermanos de su prima y su abuela, el que sería el 16 de septiembre el festejo del cumpleaños número 28 de la joven, quien trabajaba en una compañía de seguros en el piso 106 de la Torre Sur, cuando el mundo se les vino encima.

“Por mucho tiempo me negaba a creer las cosas. Es un golpe al alma que no se va, pero que hemos tenido que aprender a asimilar”, comentó la mujer, quien agregó que debido a la pandemia del COVID-19, este año la conmemoración del 9/11 fue muy diferente a otros aniversarios.

Pandemia marca el aniversario

La ceremonia fue más reducida por la prohibición de grandes aglomeraciones, y aunque el toque de solemnidad lo marcaron seis campanazos que rindieron minutos de silencio posteriores, en honor a las 2,983 personas que perdieron la vida, lo que más echaron de menos los asistentes, fue la lectura de los nombres de sus familiares en vivo. Esta vez el National September 11 Memorial and Museum puso una grabación de la lectura que fue escuchada por parlantes, desde las 8:30 de la mañana, algo que dividió opiniones.

La verdad este año vi que las cosas estuvieron bien diferentes, y yo entiendo eso, por la pandemia, pero se sintió bien extraño escuchar los nombres por las bocinas en un pregrabado”, dijo la prima de Jenine. “Pero aunque no pudimos oírlos en vivo, ni estar con todos unos al lado de otros, como otras veces, eso no importa. Lo que verdaderamente cuenta es que estuvimos aquí, honrrándolos y recordándolos unidos, en un solo dolor. Hay dolor y esperanza”, agregó Díaz, recordando a su prima como una mujer enfocada, determinada y que siempre hacía reír a todos.

Elvia Díaz, quien perdió a su hija Deborah Maldonado en el ataque terrorista, también dijo haber extrañado la lectura de los nombres y aseguró tener una huella en su alma que jamás se va a borrar y que en una fecha como esta duele más.

Este dolor es el mismo de siempre y cada día es peor y peor“, dijo la madres, quien lucía una camiseta con la imagen de su hija.

Hermes Monroy, quien estuvo repartiendo folletos que mostraban una cruz de fierro que fue hallada debajo de los escombros que dejó la tragedia del 9/11, calificó el evento como lánguido, y aunque extrañó la concurrida reunión que solía hacerse, destacó que lo más importante era rendir tributo a quienes murieron allí.

Lastimosamente no pudimos conmemorar mucho como quisiéramos a todas las victimas de esta tragedia, pero me alegra que aun así, pudimos recordar y dar respetos a todos los que fallecieron”, dijo el joven salvadoreño, agregando que más allá de la tristeza, hay que tener sentimientos positivos y agradecer de paso por haberle puesto freno al COVID-19.

Primeramente debemos sentirnos con esperanzas, y entender que gracias a Dios hemos tomado mejores medidas después del 9/11 y también hemos sabido salir adelante con esto de la pandemia, que como el 9/11, nos puso a prueba y la pasamos, porque ahora ya se ha calmado todo”.

Ceremonia con un toque de política

Ademas del limitado número de familiares de las víctimas, a la conmemoración en el Memorial del 9/11 también asistieron varias figuras políticas,entre ellos el vicepresidente Mike Pence y el candidato demócrata a la Presidencia Joe Biden, quienes intercambiaron saludos con sus codos. Asimismo, los principales líderes neoyorquinos también estuvieron en la conmemoración: el alcalde Bill de Blasio, el gobernador Andrew Cuomo, el presidente del Concejo Municipal Corey Johnson, el exalcalde Michael Bloomberg y la fiscal general del estado Letitia James, entre otros.

“Todavía recuerdo esa mañana de septiembre. Un hermoso día destrozado por una maldad inconcebible. Los héroes que dieron un paso al frente por su hogar. Los neoyorquinos encuentran fuerza el uno en el otro. 19 años después, hacemos una pausa para reflexionar sobre el 11 de septiembre de 2001 y honrar a los que perdimos. Nunca los olvidaremos”, aseguró De Blasio.

Y aunque la ceremonia principal de conmemoración tuvo lugar en la zona del Memorial del 9/11, a pocos pasos de allí, en el parque Zuccotti, la Fundación Stephen Siller Tunnel to Towers realizó otro evento que tuvo un tinte más políticos con la presencia de líderes republicanos, incluyendo al exalcalde Rudolph Giuliani, quien era el mandatario de la Gran Manzana cuando ocurrieron los ataques, y quien criticó fuertemente al evento principal de recordación, por no haber leído los nombres en vivo.

Los ataques del 11 de septiembre de 2001 nos cambiaron para siempre. Hoy recordamos las 2,977 vidas que se perdieron ese día y más de otras 2,000 que murieron de enfermedades relacionadas con el ataque. Recordamos y honramos a los socorristas que corrieron hacia las torres para salvar vidas y a los que ayudaron a Nueva York a recuperarse”, dijo Hestie.

Corey Johnson se unió a los sentimientos de dolor y de pesar, pero destacó la fuerza de los neoyorquinos en los momentos difíciles.

El 11 de Septiembre es siempre un día doloroso para nuestra ciudad y para nuestra nación, pero también es un recordatorio de la capacidad de recuperación de Nueva York. En lugar de destruir nuestra ciudad, los ataques nos fortalecieron y nos unieron. Demasiados de nuestros vecinos, incluidos los socorristas, murieron ese día, pero su heroísmo nunca será olvidado”, dijo Johnson. “Mientras nuestra ciudad lucha contra otra crisis, una que ha matado a más de 23,000 neoyorquinos y continúa infectando a la gente, debemos recordar que trabajando juntos podemos superar lo impensable y regresar aún más fuertes”.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar