MundoNoticias

El jefe de observadores electorales internacionales acusa a Trump de ‘abuso de poder’

"Lo que es verdaderamente perturbador, es que el jefe de Estado norteamericano haya pedido el fin del recuento desde la Casa Blanca", cuestionó el diputado alemán Michael Georg Link.

El jefe los observadores electorales de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) acusó al presidente estadounidense, Donald Trump, de “flagrante abuso de poder” por haber pedido la interrupción del recuento de votos antes del fin del proceso, y el líder de la misión del Parlamento Europeo calificó de “sin precedentes” la autoproclamación del republicano como ganador.

“Lo que es verdaderamente perturbador, es que el jefe de Estado norteamericano haya pedido el fin del recuento desde la Casa Blanca, es decir, con todos los símbolos del poder a su alrededor, debido a su supuesta victoria, dijo el diputado alemán Michael Georg Link al diario Stuttgarter Zeitung.

“Fue un flagrante abuso de poder”, agregó.

En sintonía, el jefe de la misión del Comité de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo, David McAllister, desaprobó la anticipada autoproclamacíón de Trump como ganador y la calificó de un hecho “sin precedentes” en la historia electoral de Estados Unidos.

“Lo que hizo Trump no tiene precedentes, no puede proclamarse ganador en pleno conteo”, sentenció el alemán McAllister en rueda de prensa citado por la agencia de noticias Sputnik.

Al mismo tiempo, el alto funcionario expresó la confianza de que todas las partes en Estados Unidos reconozcan los resultados oficiales y se logre “evitar disturbios”.

Este miércoles por la madrugada, Trump denunció fraude en las elecciones del martes contra su rival demócrata Joe Biden, y horas más tarde su equipo de campaña recurrió a la Justicia para que detenga el recuento de los votos en varios estados que podrían definir el resultado de los reñidos comicios.

El miércoles por la noche, la misión de la OSCE -una organización de la cual Estados Unidos es miembro- califico las denuncias de Trump de “sin fundamento” y dijo que dañan la confianza pública en las instituciones democráticas”.

En un comunicado difundido por su cuenta de Twitter, la organización elogió la votación en Estados Unidos, a la que describió como “competitiva y bien manejada pese a incertidumbres legales y desafíos logísticos”.

ese a los elogios, la misión de la OSCE dijo que “las demandas judiciales tardías y las denuncias pobres en evidencias sobre un fraude electoral crearon confusión y preocupación entre autoridades electorales y votantes”.

“Acusaciones sin fundamento de deficiencias sistemáticas, especialmente las del actual presidente, incluso en la noche de las elecciones, dañan la confianza pública en las instituciones democráticas”, señaló la misión.

La OSCE encomió las medidas adoptadas por las autoridades electorales en todo Estados Unidos y dijo que contribuyeron a que la participación fuera muy elevada “pese a los desafíos presentados por la pandemia de Covid-19”.

“Pese a las numerosas declaraciones públicas del actual presidente sobre la integridad del voto por correo, el número de casos presuntos y denunciados de fraude asociados a votos en ausencia sigue siendo despreciable”, agregó.

La OSCE envió un equipo de 102 observadores a supervisar las elecciones en Estados Unidos, ante una invitación de las autoridades del país. La misión publicará sus conclusiones cuando se haya completado el escrutinio.

“Nuestros colegas están en el lugar y pueden confirmar que los observadores electorales de los diferentes campos políticos fueron admitidos y que el voto por correo sigue contabilizándose correctamente”, dijo Link al Stuttgarter Zeitung.

Según el diputado hay “un tratamiento extraordinariamente profesional del flujo de voto por correo”.

En su comunicado, la OSCE dijo temer las consecuencias a largo plazo en la opinión pública estadounidense de la incertidumbre y las dudas que empañaron este proceso electoral, al tiempo que alertó sobre un riesgo de radicalización.

La OSCE, formada por 57 naciones, entre ellos Estados Unidos, Rusia, Turquía y todos los Estados europeos, es uno de los pocos foros de diálogo entre Occidente y los expaíses soviéticos.

Realiza misiones internacionales de observación de procesos electorales y está a cargo de una misión sobre el conflicto en Ucrania entre el Gobierno y separatistas armados rusoparlantes del este del país.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar